El observatorio Cantabro descubre una estrella.

|

Investigaciones del Observatorio Astronómico de Cantabria (OAC) han descubierto la existencia de una estrella variable, que cambia de brillo, perteneciente a la constelación de Pegaso, y que tiene un sistema binario (dos estrellas que giran una en torno a la otra y se eclipsan mutuamente). Para el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, este resultado "es un estímulo a la labor investigadora del OAC".
El descubrimiento se produjo a partir del hallazgo de la explosión de una estrella de la constelación de Pegaso, descubierta por un astrónomo coreano. Una vez conocido este dato, el día 8 de mayo, investigadores del OAC fotografiaron la zona donde se produjo el fenómeno. Analizadas las imágenes, se empezaron a examinar otras estrellas de las proximidades, comprobándose que una de ellas cambiaba de brillo durantes las tres horas que se hizo el seguimiento.
Desde el OAC, se constató que no estaba registrada como estrella variable, por lo que se comunicó al Internacional Variable Star Index, entidad que depende de la American Association of Variable Star Observers que, tres horas después, validaba la información enviada desde Cantabria. Posteriormente, con datos de telescopios situados en Canarias y Sudáfrica, se confirmó el descubrimiento, y se determinó el tipo de estrella variable y el periodo de las variaciones. Provisionalmente, se le ha dado el nombre “VSX J213808.7+261704”, a la espera de que la Unión Astronómica Internacional le asigne un nombre definitivo.
Hasta ahora, se ha averiguado que dicha estrella forma parte de un sistema binario, es decir, formado por dos estrellas, una algo más brillante, que giran una en torno a la otra cada 8 horas y 40 minutos, eclipsándose mutuamente. Se encuentran tan próximas, que están en contacto formando un puente de materia entre ambas.
Se las denominan estrellas variables porque cambian de brillo y las variaciones se deben a diversas causas (eclipses, explosiones, cambios de tamaño, etc.) que se pueden repetir a intervalos regulares o de una manera totalmente irregular.
La actividad del OAC
El Observatorio Astronómico de Cantabria (OAC) es un recurso educativo de la Consejería de Medio Ambiente, nacido con la vocación de convertirse en un centro de referencia de las actividades didácticas, divulgativas y científicas en Astronomía, y actividades afines, en la región. Para ampliar información, www.medioambientecantabria.es
El Observatorio Astronómico está gestionado por el CIMA y en él participan la Universidad de Cantabria, a través del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), y la Agrupación Astronómica Cántabra (AAC). Está situado en el Páramo de La Lora, en Rebollar de Ebro (Valderredible).
Desde la cúpula, de cuatro metros de diámetro, se realizan las observaciones, tanto visuales (con público) como instrumentales (con fines científicos). En la misma, están situados el telescopio principal y el secundario. El telescopio principal, de cuarenta centímetros de diámetro, está equipado con una cámara CCD, un espectrógrafo y un fotómetro. El telescopio secundario, de diez centímetros de diámetro, se utiliza principalmente para las observaciones solares.
El OAC ofrece actividades, observaciones y visitas. Por ello, las personas interesadas pueden realizar la reserva a través de www.observatorioastronomicocantabria.com o del teléfono 676965003 (de miércoles a domingo, en horario de 12:30 a 14:00 h y de 18:00 a 20:00 h).
Eldiariomontanes.es

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails