Que ver en Roma

|
Hay miles de cosas que ver en Roma. Sólo para visitar en condiciones el Vaticano, se necesita todo un fín de semana. La mayoría de los turistas corren de un monumento a otro para intentar verlo todo en pocos días. Se recomienda que entre museos y monumentos, se tome un delicioso helado italiano y disfrute de un café en cualquiera de las piazzas de la ciudad o bien en uno de sus parques (la Villa Borghese es uno de los más bellos). Con respecto a los lugares sagrados, es obligatorio llevar ropa que cubra las rodillas y hombros, especialmente en el Vaticano.

El centro storico es normalmente el punto de partida, con la mayor concentración de monumentos clásicos y cristianos. Uno de los placeres de caminar por las calles de Roma es la cantidad de pinturas antigüas, fuentes renacentistas y hermosas plazas que pueden admirar en su camino. Roma cuenta con 400 iglesias y cuatro basílicas (San Pedro, San Juan Laterano, Santa Maria la Mayor y San Pablo). San Clemente es muy peculiar y digno de visitar, en su planta baja hay una basílica del siglo XII con maravillosos mosaicos, en el sótano hay una basílica romana y varias ruinas romanas y bajo todo esto, está el templo oriental de Mithras.

Foro Romano y PalatinoEl Foro Romano es un conjunto de fragmentos de mármol, columnas y baldosas. Por lo tanto se necesita un poco de imaginación para poder recrear el mercado que fue en tiempos romanos. El Foro Romano era el centro político, comercial y social de la Antigüa Roma y el centro simbólico del Imperio Romano, que llegaba hasta Grecia, Sicilia y Cartagena. El hecho de encontrarse tan deteriorado ha sido por los incendios y actos de vandalismo y saqueo que sufrió durante la Edad Media y el Renacimiento. El Foro se descubrió gracias a las excavaciones que tuvieron lugar en el siglo XIX. Se puede disfrutar de una vista panorámica del Foro desde la Piazza del Campidoglio o desde Via Sacra. Entre los monumentos mejor conservados y más fascinantes podemos citar el Arco del Triunfo de Septimius Severus, que data del año 203, y los restos de la tribuna del César. Otros sitios interesantes son la Casa de las Vírgenes de Vesta y el Templo de Vesta, una construcción circular donde las vírgenes de Vesta tenían la obligación de mantener la llama de la eternidad encendida. Cerca del Arco de Titus se encuentra el Palatino, donde se solían eregir los palacios de los emperadores romanos.

Piazza di Santa Maria Nova 53
Tel: (06) 699 0110 ó (06) 3996 7700.
Transporte: Metro Colosseo; autobús a Via dei Fori Imperiali o Piazza Venezia.
Horario: diario (09.00-19.30, verano); diario (09.00-16.30, invierno), la última admisión es una hora antes del cierre.
Entrada: Gratuíta para el Foro Romano; 8€ para el Palatino y el Coliseo.


Foro Traiano e Mercati di Traiano (Foro de Trajano y Mercado de Trajano)Inaugurado en 112-113, el Foro de Trajano fue el último en ser construído y el más impresionante de la Fora. El complejo contaba con una plaza principal, una basílica, dos bibliotecas y el mercado del mismo nombre. El mercado romano podría ser el equivalente de lo que hoy entendemos por centro comercial. Éste contaba con 150 pequeñas tiendas, repartidas por sus seis pisos. La columna de Trajano (38 metros de altura) se considera como una de los mejores obras del arte romano, y probablemente se encontraba entre dos bibliotecas, bajo las que se encontraban las urnas funerarias del Emperador y su esposa. Sus hermosos relieves cuentan la historia de las campañas bélicas de Trajano en Dacia (ahora Rumanía). En lo alto de la columna solía erigirse una estatua del Emperador. El Papa Sixto V retiró la estatua en 1585 y la sustituyó con una estatua de San Pedro, mirando en dirección a la basílica dedicada al santo, que se estaba construyendo en esa época.

Colosseo (Coliseo)Cerca de la Via Sacra y del Arco di Constantino (siglo IV), se encuentra el gigantesco Coliseo (186m (largo)x 153m (ancho)x 47m (alto)). El Emperador Vespasiano comenzó su construcción en el año 72 y su hijo Titus terminó las obras ocho años más tarde. El Coliseo era el escenario de espectáculos difíciles de comprender en la actualidad -luchas entre gladiadores, o con leones y otras bestias salvajes, donde la muerte era garantizada. Estos "juegos" se declararon ilegales a partir del siglo V. El estadio ha sufrido numerosos saqueos y terremotos a lo largo de los años. Hoy en día, sólo conserva el esqueleto de lo que fue, junto con los pasillos desde donde las bestias accedian a la plaza de arena.

Piazza del Colosseo
Tel: (06) 3996 7700.
Página web: http://www.pierreci.it/ (reservas).
Transporte: Metro Colosseo; autobús hasta la Piazza del Colosseo.
Horario: diario (09.00-19.30, verano); diario (09.00-16.30, invierno), la última admisión es una hora antes del cierre.
Entrada: 8€ + 2€ suplemento cuando hay exhibiciones (esta entrada también sirve para el Palatino).


PartenónEl Partenón de Roma puede que sea uno de los monumentos mejor conservados y una de las construcciones más perfectas de la Antigüa Roma. Hoy en día es el emblema de la ciudad. Construído por Adriano entre los años 119 y 128, con la finalidad de ser un templo para los dioses, fue en el 608 cuando se convirtió en una iglesia cristiana (de ahí su fantástica conservación). El radio de la cúpula equivale exactamente a su altura. El agujero de 9 metros situado en el centro de la cúpula, llamado oculus, permite la entrada de luz (y lluvia) en el edificio. Las estatuas de las divinidades solían decorar el interior. Ahora el foco de interés es la tumba de Rafael. Las enormes puertas de latón, que una vez pertenecieron al original edificio romano, son igualmente dignas de admiración.

Piazza della Rotonda
Tel: (06) 6830 0230.
Transporte: Autobús hasta el Largo Argentina o la Via del Corso.
Horario: lunes-sábado (08.30-19.30), domingo (09.00-18.00); festivos (09.00-13.00).
Entrada: gratuíta.

Cappella Sistina & Musei Vaticani (Capilla Sixtina y Museo del Vaticano) Merece la pena esperar en las largas colas para poder admirar La Creación de Michelangelo en el Vaticano. Michelangelo aceptó a regañadientes el encargo de Julio II, que consistía en pintar el techo de la Capilla Sixtina- construída como la capilla privada de los papas entre los años 1475 y 1480. Michelangelo comenzó su obra en mayo de 1508,  las pinturas no se descubieron hasta agosto de 1511 y no se terminaron hasta octubre de 1512. 21 años más tarde, Michelangelo pintó el Juicio Final en el muro detrás del altar, y añadió en ella su envejecido rostro bajo la figura de Cristo. El Papa Pío IV se escandalizó por la exposición de cuerpos desnudos y por ello encargó pintar taparrabos para cubrir los genitales descubiertos (la mayoría se borraron durante las obras de restauración). La reciente restauración de las escenas del Antigüo Testamento han creado gran controversia. Aunque eclipsadas por el talento de Michelangelo, las pinturas renacentistas que marcan las paredes son también de enorme calidad artística (creadas por maestros como Ghirladaio, mentor de Michelangelo).

Se puede pasar uno o dos días solamente recorriendo los museos del Vaticano. De allí podemos destacar la Stanze di Raffaello (las habitaciones de Rafael), el Museo Etrusco (que muestra la Italia antes de los romanos) y el Museo de Pío-Clementino (contiene la colección de estatuas clásicas más grande del mundo).

Viale Vaticano 100
Tel: (06) 6988 4947. Fax: (06) 6988 1573.
Página web: http://www.vatican.va/
Transporte
: Metro Ottaviano; autobús hasta Piazza del Risorgimento.
Horario: lunes-viernes (08.45-16.45, última admisión 15.20), sábado (08.45-13.45, última admisión 12.20; marzo-octubre); lunes-sábado (08.45-13.45, última entrada 12.20; noviembre-marzo); último domingo de cada mes (08.45-13.45, última entrada 12.20).
Entrada: 12€, gratuíta el último domingo de cada mes.

Basilica di San Pietro (Basílica de San Pedro)La Basílica de San Pedro está construída sobre un antigüo santuario, conocido como el sepulcro de los santos. El Papa Julio II derribó la estuctura original (a pesar de tener 1,000 años de antigüedad) en 1506 (con el arquitecto Bramante a remolque), con la intención de construir una nueva y flamante basílica. La construcción tardó 120 años, durante los cuáles, arquitectos y artistas (incluyendo Alberti, Bramante, Rafael, Peruzzi, Sangallo y Michelangelo) experimentaron enormes dificultades. Michelangelo fue el encargado de la impresionante cúpula, pero falleció en 1564, y su trabajo no se pudo completar hasta 1590. El interior de la basílica muestra el gran poder que tiene la Iglesia. En medio de todo este grandor ( en la primera capilla a la derecha) se encuentra la Pietà (1498/9) de Michelangelo. La estatua de bronce de San Pedro (1296), obra de Arnolfo da Cambio, se encuentra en el pasillo central y todos los peregrinos besan su pie cuando visitan la basílica. El Trono de San Pedro (1665) de Bernini, sobre el altar papal (construído con el bronce del Partenón, por orden del Papa), domina el final de la nave. También se puede: subir hasta la cúpula (por escaleras o ascensor), visitar los Jardines del Vaticano (sólo para grupos con guía y con previa reserva), y las Grutas del Vaticano, donde se encuentran las tumbas de los papas. El acceso a la Necropolis bajo las Grutas (donde según la leyenda, yacen los restos de San Pedro) sólo se permite a aquellos que muestren un permiso por escrito.

Piazza San PietroTel: (06) 6988 1662 (centro de información turística y de peregrinaje, lunes-sábado 08.30-18.30).
Transporte: Metro Ottaviano; autobús hasta Piazza del Risorgimento.
Horario: diario 07.00-19.00 (abril-octubre), la última admisión es 15 minutos antes del cierre; diario 07.00-18.00 (noviembre-marzo).
Entrada: gratuíta.

La Cúpula de San PedroHorario: diario 08.00-18.00 (verano); diario 08.00-17.00 (invierno), la última admisión es 15 minutos antes del cierre.
Entrada: 4€ (sin ascensor); 5€ (con ascensor).

NecropolisHorario: lunes-viernes 09.00-17.00. Sólo se permite la entrada a grupos pequeños con reserva anticipada. Las solicitudes deben hacerse por escrito y enviarse a el Ufficio Scavi, Fabbrica di San Pietro, 00120 Città del Vaticano, (tel: (06) 6988 5318; fax: (06) 6987 3017 ó (06) 6988 5518; e-mail: scavi@fsp.va), con varios días de antelación a su visita.
Entrada: 10€.

Jardines del VaticanoTel: (06) 6988 4676 (lunes-sábado). Fax: (06) 6988 5100.
Los recorridos organizados son los sábados a las 10.00 y se pueden reservar varios días con antelación.
Entrada: 9€.

Musei Capitolini (Museo Capitolino)El Museo Capitolino cuenta con  la colección pública más antigüa del mundo. El museo consta de dos edificios separados: el Palazzo Nuovo, que acoge la colección de escultura romana más importante del país (incluyendo la estatua ecuestre de Marco Aurelio que preside orgullosa la Piazza del Capidoglio); y el Palazzo dei Conservatori y Braccio Nuovo, que cuenta con esculturas más antigüas, así como muestras de arte reancentista y barroco.

Piazza del Campidoglio
Tel: (06) 3996 7800. Fax: (06) 678 5488.
Página web: http://www.museicapitolini.org/
Transporte
: cualquier autobús hasta la Piazza Venezia.
Horario: martes-domingo (09.00-20.00), última admisión 19.00.
Entrada: 6,20€ (1,60€ suplemento por exhibición), 9,90€ combina el Musei Capitolini y el Centrale Montemartini.

Fontana di Trevi (Fuente de Trevi)Se cuentan múltiples leyendas sobre la Fuente de Trevi, que se encuentra en medio de un laberinto de calles que salen de la Via Tritone. Se dice que una virgen descubrió un manantial de tre-vie, originando así la construcción de la fuente. Anita Ekberg inmortalizó la fuente en la famosa escena de la película de Fellini, La Dolce Vita (1959). De acuerdo con el mito, si se tira una moneda y cae en las aguas de la fuente, esto significa que la persona volverá de nuevo a Roma. Esta extravaganza barroca fue diseñada por Nicolò Salvi, por encargo del Papa Clemente XII y se terminó en 1762. Las estatuas (que representan la Abundancia, Agrippa, Salud y la Virgen y Neptuno en un carro tirado por caballitos de mar) parecen los personajes de un melodrama, con un palacio renacentista como escenario y rocas peñascosas en primer plano.

Piazza di Trevi
Transporte: Autobús hasta Piazza San Silvestro o Metro Línea a hasta Barberini.
Horario: 24 horas.
Entrada: gratuíta.

Las escalinatas de la Plaza de España y Keats-Shelley Memorial HouseEl barrio de la Plaza de España ha cambiado muy poco desde el siglo XVIII, y aún cuenta con la elegante escalinata de antaño. Estos escalones fueron diseñados en 1723-26 por Francesco de Sanctis para unir la Via del Babuino con Via Felice- la primera gran calle planificada por Sixto V (1585-90). La escalinata se parece a aquella que sube hasta el Sacré Coeur de París, y ésta llega hasta la Trinità dei Monti del siglo XVI. Desde aquí, las vistas de los tejados de Roma son espectaculares. La escalinata se denominó "española" por su vecindad con la Embajada de España, sin embargo, los romanos la llaman coloquialmente "er ghetto de l´Inglesi". Los turistas del Grand Tour de los siglos XVIII y XIX (como Keats, Shelley, Byron y los Brownings) ayudaron a establecer la reputación del área como un barrio cosmopolita de artistas. A los pies de la escalinata se encuentra la fuente (con forma de barco) Barcaccia, diseñada por Bernini en 1627. Hacia la derecha se encuentra la modesta Keats-Shelley Memorial House, donde John Keats murió de tuberculosis en 1821, con tan sólo 25 años de edad. Allí se exponen pinturas, cartas privadas, una urna con las cenizas de Shelley y un tirabuzón de la melena pelirroja de Keats.

Keats-Shelley Memorial HousePiazza di Spagna 26
Tel: (06) 678 4235. Fax: (06) 678 4167.
Página web: http://www.keats-shelley-house.org/
Transporte
: Metro Spagna.
Horario: lunes-viernes (09.00-13.00 y 15.00-18.00), sábado (11.00-14.00 y 15.00-18.00).
Entrada: 3,50€.

Piazza NavonaEsta dramática plaza, plagada de cafeterías y restaurantes, se encuentra en el corazón del centro storico. Su forma ovalada imita la forma del antigüo estadio que allí construyó el Emperador Domitian en el año 86. Durante el Renacimiento, se llenó el lugar con agua para representar batallas navales ficticias. La piazza cobró la forma que tiene actualmente cuando en el siglo XVII, el Papa Inocente X encargó a Borromi el diseño de la Iglesia de Sant´Agnese. Enfrente de la iglesia, Bernini construyó la Fontana dei Quattro Fiumi (la Fuente de los Cuatro Ríos), adornada con poderosas figuras que representan los cuatro ríos (el Nilo, el Danubio, el Ganges y el Río de la Plata) que representan así las cuatro áreas del mundo en tiempos de Borromi (África, Europa, Asia y América respectivamente).

Transporte: Autobús hasta Largo Argentina o Corso Rinascimento.
Horario: 24 horas.
Entrada: gratis.

Villa y Galleria BorgheseJusto al este de la escalinata de la Plaza de España se encuentra este parque escultural, diseñado en el siglo XVII por el Cardenal Scipione Borghese (sobrino del Papa Pablo V). Éste área incluye el zoo de la ciudad, la Piazza di Siena, imitaciones de templos antigüos y castillos medievales y un lago artificial. Desafortunadamente, los elementos más divertidos de esta extravaganza barroca (fuentes que disparan agua a los despistados), ya no están en funcionamiento.

Galleria Borghese
Piazzale del Museo Borghese 5
Tel: (06) 32810 (información y reservas) ó (06) 841 3979. Fax: (06) 3265 1329.
Página web: http://www.galleriaborghese.it/
Transporte
: Metro Spagna; autobús o tranvía hasta Via Veneto.
Horario: martes-domingo (09.00-19.30), última admisión 17.00.
Entrada: 8,50€ (se necesita reservar con antelación).

Vila GiuliaPiazzale di Villa Giuglia 9
Tel: (06) 320 0562.
Transporte: Tranvía 3 ó 19.
Horario: martes-domingo (08.25-19.15), última admisión 18.15.
Entrada: 4€.
guiamundialdeviajes

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails